Cómo sobrevivir a la Navidad (un año más)

Ya está aquí, ya llegó… 

¡Ya hemos dado el pistoletazo de salida (cenas con colegas a parte) a las celebraciones navideñas!

Nosotros nos tomamos esta época como si de una verdadera gymkana se tratara… una carrera de obstáculos donde día a día, cena a cena… el destino, el Karma o esa complicada ecuación emocional a la que llamamos familia nos van poniendo pruebas para nuestro espíritu y estómago.

Por eso, para que seas consciente y te prepares, hoy hemos hecho un recopilatorio de las 7 amenazas más comunes que traen estas fiestas y Poke- defensas preferidas para evitarlas.


7 amenazas de estas fiestas y cómo evitarlas

1. El toqueteteo en tiempos de omnicrón 

Ya están cayendo conocidos y menos conocidos a los que les va a tocar pasar la navidad en pijama y en su casa. Pero nosotros ni queremos perdernos un sarao, ni dejar de restregarnos (con quien importa, claro está).  

Ante eso, la única estrategia defensiva que hay es la de invertir la la paguita Extra de navidad en PCRs y antígenos: una porque ayer hubo quedada de colegas y al día siguiente tocaba ver a tus padres; otra porque toca ver a la yaya y no es plan de darle un susto... . 

Tu nariz este año va a tener más tráfico que la de Calamaro en la noche de los Grammys. 

2. El Cuñado conspiranoico digi-reforzado

Todos tenemos un miembro de la familia que ve conspiraciones judeomasónicas por todos los lados (si no lo tienes… es que eres tú). Además, este año le hemos dado demasiada leña para su imaginación entre vacunas que provocan mutaciones genéticas y erupciones volcánicas que no son sino telones de humo para distraer la atención del público. 

Su criptonita: no existe. Es incansable e insaciable. Tu única oportunidad es lanzarlo al albero, frente a frente, con un némesis de similar convicción: tu prima la emo-antisistema o tu cuñada pasada de El Gaitero (y de la vida en general)…  defensora a ultranza de Miguel Bosé desde que fue a un concierto en el 92. 

3. El frescor en la chocha

Hemos prolongado (y lo que te rondaré morena) eso ir a las terrazas a -2ºC… y nos va a pasar factura (no solo de la luz) 

Ante eso, ya sabes, toca encebollamiento máximo: plumas ártico, dos pares de guantes y tres bufandas al cuello. También este año Amazon y decatlón han sacado fachalecos con calefacción de USB incorporado que pueden salvarnos de un aprieto (nos han vuelto a copiar la idea).

4. Tu abuela que te quiere cebar para sacrificarte después

Bien, esto es un clásico. Aunque no está tipificado en el código penal, no hay Nochebuena en la que tu abuela no saque una sorpresiva bandeja extra de croquetas cocinada con nocturnidad, premeditación y alevosía. 

Y no hay resistencia posible porque a la mujer le estás haciendo feliz. Omeprazol y tomarte estos días todo como si fuera una carrera de fondo hasta la siguiente comida… no un sprint. 

5. La resaca de cinco días

Empezar los propósitos de año… el día 10 porque hasta entonces no serás persona.  

Y sabes que, a pesar de toda la pereza inicial… te va a ocurrir. De nuevo. 

Aquí sólo te podemos aconsejar que te hagas un alijo pre-fiesta: pack de ibuprofenos (sí, mejor ibuprofeno que paracetamol para la resaca), botella con electrolitos y kebab o churros de año nuevo antes de ir a la cama… para ya ir directos a la comida de año nuevo al día siguiente.

6. La revivición constante de traumas infantiles

Toda tu familia recordará en alto y hará mofa de cuando te measte en la cama, lo deprimido que te dejó esa ex que utilizó tu corazón como clínex, lo que llorabas de pequeño esa vez que…  

Expeliarmus: lo mejor aquí es utilizar la técnica del chivo expiatorio y encontrar un objetivo aún más goloso hacia el que desviar la atención (lo sentimos por los más jóvenes de las casas). Jóvenes y el botellón suelen funcionar muy bien como decoy

7. Pero… ¿usted quién es?

Ya sabes… ese primo segundo que ya no recuerdas, esa tía lejana que siempre te dice “yo me acuerdo de tí pero tú de mí no, ¿a que sí?” …  ese amigo íntimo de la familia… y tú sin saber su nombre. 

¿Mejor táctica?, hacerse el #putoloco: seguir el juego y las conversaciones sobre supuestos recuerdos comunes. Que piensen que realmente te acuerdas. Nunca NUNCA admitas que no les conoces, será tu perdición.

A las fiestas con la lección aprendida

Pues lo dicho; que la Navidad y celebraciones de este año vuelven a estar llena de peligros propios de nuestra fauna y flora ibérica… pero también de recompensas.  

El arrejuntarse con la familia, los días de relax, las comilonas y juerguecitas…  

¿Ante la amenaza? un buen regate y medidas preventivas que limiten sus efectos. Un poco de sentido común, otro de mano izquierda, otro poquito de mascarilla y todo… bien regado de champán. 

Estas fiestas nadie nos las arruina. 🤘🎄


P.d: el post de esta semana lo patrocina nuestro pack de estreno: Head Turner Gift Set. Es el kit definitivo para que tu cara sobreviva a estas fiestas… y hasta a un apocalipsis zombie si se tercia (porque es lo que nos queda). Lleva un pokito de tó: (1 Handsomefyer + 1 Giggleberries + 1 Dragonshot) a un precio de auto-regalo ¡Feliz (y saludable) Navidad!

HEAD TURNeR GIFT SET
68,85 €
59,95 €

Cofre regalo con Dragon Shot, Handsomefyer y Giggleberries.
Para ser el protagonista del regalo que más gusta.

Siwon
We do cool right!


Related Posts

Guía de regalos
LLEGA ESE MOMENTO DEL AÑO... de regalar a los demás, de repartir felicidad, de pensar en qué es lo que les har...
Read More
Masculinidades… relajaditas...
Ser hombre en tiempos de nuestros yayos era una cosa (una cosa y nada más): feo, fuerte y formal. Algunos más guapos,...
Read More
Orgullo Soltero: 3+1 razones para reivindicar la soltería como forma de vida
Esta semana se celebra el Single’s day o Día del Soltero.    Todo empezó siendo una bromi entre colegas (chinos) par...
Read More